Una importante parte de la zona forma parte de la alta montaña, situada por encima de los 2.000 m. Los macizos más elevados superan con frecuencia los 3.000 m, como sucede en Monte Perdido (3.355 m), Cilindro (3.322 m), Marbore (3.247 m), Soum de Ramond (3.263 m), El Casco (3.009 m) y Taillón (3.170 m) en Ordesa. El Vignamale (3.303 m) en Bujaruelo.

Hay otros picos y rutas que se pueden considerar también Alta montaña como la ascensión a La Brecha, Mondarruego o Punta de las Olas.

Esta actividad requiere unas buenas condiciones físicas, material adecuado y ser buen conocedor del terreno.

Utilizamos cookies de terceros, de servicios de análisis, afiliación o redes sociales. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando la  Política de Cookies.

Top